FINANCIACIÓN/ Santander releva como banco agente a Caixa Bank, que sale del grupo de entidades prestatarias por sus vínculos con Criteria, accionista de referencia de la compañía de aparcamientos.

Barcelona. Saba aprovecha el descenso de los tipos de interés para abaratar el coste de su deuda bancaria. La compañía de aparcamientos acaba de cerrar un acuerdo con un grupo de once bancos para mejorar las condiciones de la operación sindicada que firmó hace tres años por un importe global de 465 millones de euros: 415 millones de euros de préstamo y 50 millones de euros de líneas de crédito.
Esta deuda no vence hasta junio de 2021, pero Saba y las entidades bancarias han pactado una adecuación de los costes financieros, aunque sin prorrogar el período de amortización.
A finales de 2015 -último ejercicio con datos disponibles-, la compañía presidida por Salvador Alemany pagaba por su deuda financiera un tipo de interés medio del 4,1%, tasa que ahora reducirá de forma sensible. La deuda financiera bruta de Saba al cierre de 2015 era de 599 millones y la neta, 522 millones.
Fuentes cercanas a la operación indican que, con las nuevas condiciones del crédito, Saba recortará en un 25%, aproximadamente, sus costes financieros.
Con respecto al crédito de 2014, no sólo han cambiado
Bòrrelon
Uno de los aparcamientos gestionados por Saba en Barcelona, a través de Bamsa.
los tipos de interés, sino también, parcialmente, los bancos prestatarios. La principal novedad consiste en el retirada de CaixaBank, que lideró como banco agente el anterior préstamo sindicado y que aportó 90 millones de euros, el 19% del importe total.
Adiós a CaixaBank
El banco presidido por Jordi Gual ha decidido retirarse de la operación como consecuencia del marco de relaciones entre la Fundación Bancaria La Caixa y CaixaBank pac-
RETRIBUCIÓN
Saba entregará un dividendo de 20 millones de euros en concepto de prima de emisión. La medida, que tendrá que ser aprobada en su próxima junta de accionistas, supone doblar la remuneración del ejercicio anterior.
tado con el Banco Central Europeo. La fundación controla el 40% del banco a través de CriteriaCaixa, que posee a su vez el 50,1% de Saba. El resto de los accionistas de la compañía de estacionamientos son Torreal (20%), KKR (18,2%) y ProA (10,2%), además de un 1,2% que está en manos de minoritarios procedentes de la etapa de Abertis.
A partir de finales de este año, CaixaBank no podrá dar financiación ni a Criteria ni a sus participadas. Aunque esta restricción todavía no ha en
trado en vigor, la entidad financiera ha preferido atenerse ya a ella.
La porción correspondiente a CaixaBank en el crédito a Saba se ha repartido entre algunos de los restantes bancos que financiaron a la empresa de aparcamientos en 2014, que fueron Santander, BNP, Sabadell, Société Générale, Popular, BBVA, Unicaja y Bankinter.
Parte de los 90 millones los han asumido también nuevas entidades que se han incorporado ahora a la operación sindicada. Se trata, en concreto, de Bankia, Ab anca e ING
Gestión de 195.000 plazas
Según las mismas fuentes, ha habido prorrateto para cubrir el hueco de CaixaBank, hecho que pone en evidencia la creciente sed de nuevas operaciones crediticias que vive el sector bancario.
Saba, que ha abandonado por completo su actividad de parques logísticos, se ha centrado en el negocio de los aparcamientos. La compañía dirigida por Josep Martínez Vila gestiona 195.000 plazas en España, Portugal, Italia, Andorra y Chile. La empresa facturó en 2015 un total de 222 millones de euros -el 72%, en Españay obtuvo un ebitda de 103 millones.

 

Leer mas: https://acceso360.acceso.com/trendicomm/es-ES/?mod=TrackingPressViewer&task=default&external=1&companyNewsId=430023489&newsDate=1495231200&sig=d97104e66d0729ee61f289643878b265fb63731c2fd7efe1b921d06fc0c0661b